WhatsApp Facebook Twitter LinkedIn Mail

Industria 4.0

La industria 4.0 y la modernización de las empresas

La industria 4.0 revoluciona las tecnologías y capacidades existentes dentro del sector de la fabricación y la producción, gracias al uso de nuevas tecnologías como la robótica, la inteligencia artificial (Artificial Intelligence, IA) y el internet de las cosas (Internet of Things, IoT), entre otros.

Al incorporar estas tecnologías, aumentan los niveles de automatización y digitalización en las instalaciones de una empresa. Esto ayuda a satisfacer las necesidades cada vez más complejas y desafiantes de los clientes. Las empresas están viviendo un tipo de revolución. Con esta, ya son cuatro las revoluciones industriales que han surgido.

La primera empezó en el siglo XVIII de la mano de la mecanización y la invención de máquinas (máquina de vapor). Después, la segunda comenzó a finales de siglo XIX. Se caracteriza por la introducción de nuevas fuentes de energía (electricidad y el petróleo), la obtención de nuevos materiales (como el acero) y el trabajo en cadena. Finalmente, la tercera empezó en los años 60 y continuó hasta los 2000. Con ella se entró en la informatización de las empresas, lo cual permitía mayores niveles de precisión y organización, nunca antes vistos en el taller.

La cuarta que sería la que comienza ahora es la automatización de los procesos empresariales con ayudas de softwares empresariales. No obstante, muchos reclaman que la cuarta revolución no es más que una continuación de la tercera. Aquellos que defienden la existencia de una cuarta revolución insisten en que la automatización marca una nueva era industrial y que ha surgido con la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para las empresas.

evolucion industria 4.0 produccion inteligente

Esta transformación de las empresas intenta mejorar la capacidad de estas empresas a la hora de proporcionar su servicio o producto con ayuda de las nuevas tecnologías. Por ello, se apoyan en el internet de las cosas (IoT), el cual establece una conexión digital entre distintos tipos de dispositivos a través de Internet. Todo esto, lo llevan las empresas a la práctica usando máquinas para mejorar sus procesos. Por ejemplo, cuando usan software para hacer la recogida por voz de los pedidos y así ahorrar tiempo.

Además, con el Big Data que se recopila por la interacción de estos dispositivos y de los distintos procesos empresariales, las empresas intentan sacar el máximo rendimiento de su actividad. Esto lo consiguen con la inteligencia de negocios (Business Intelligence, BI), ya que esta ayuda a analizar grandes cantidades de datos y así poder tomar decisiones comerciales estratégicas y operativas. Gracias a estos análisis las empresas pueden comprobar si necesitan la implementación de una solución que automatice uno o varios procesos. Ya sea viendo qué productos les gusta más a los clientes para fabricar más en la siguiente tanda o en qué temporadas no hay mucha demanda para no fabricar mucho en esa época o, por el contrario, intentar animar la venta con descuentos u ofertas.

Ojo: El término Industria 4.0 es un concepto que está muy de moda. De hecho, como este término es un concepto bastante abstracto, algunos proveedores lo usan para que su empresa o productos suenen más atractivos. Por ello, de vez en cuando se usa este término sin que su producto o servicio implique verdaderamente muchas novedades.

Aplicaciones prácticas de industria 4.0

Las automatizaciones que llevan a cabo las empresas para convertirse en industria 4.0 se hacen a través de los softwares empresariales. Por ejemplo, usando un software ERP para gestionar los procesos. También, se pueden controlar los procesos pequeños con ayuda de sistemas satélites que se integran con el sistema de ERP para nutrirlo de información, para así tener un mayor control y sincronía entre los procesos. Cada vez que una empresa opta por automatizar un proceso, se acerca más a la industria 4.0, y esto lo están haciendo empresas de todos los sectores.

Por ejemplo, hay empresas en el sector de la producción que hacen uso de la inteligencia artificial. Estas organizaciones echan mano de la robótica para la cadena de montaje, reduciendo el número de defectos y aumentando la producción. Un caso muy conocido es el de la industria automovilística, que ensambla y monta las diferentes partes del coche con supervisión humana.

Otras empresas digitalizan sus procesos para parametrizar su creación de productos con la fabricación aditiva, que crea un objeto añadiendo el material capa a capa. Al hacerlo con esta técnica, aumentan la precisión de las piezas que producen. Además, con un módulo de fabricación pueden seguir las pruebas de parametrizaciones que se realicen y llevar un control. Por ejemplo, hay empresas aeronáuticas que fabrican el horquillado del avión con ayuda de la fabricación aditiva. Para ello, antes han tenido que realizar pruebas para ver qué tamaño, composición y densidad le va mejor al modelo. Esta información se almacenaría en un módulo de fabricación para tener todos los resultados en cuenta.

Otros sectores influenciados por la revolución 4.0

Aunque la industria 4.0 es el sector más conocido dentro de la revolución 4.0, esta revolución se ha abierto camino en otros sectores. Gracias a este cambio, las empresas han podido transformarse y mejorar sus procesos empresariales, obteniendo una mayor rentabilidad.

Uno de estos sectores es el de la logística. Los departamentos de logística usan a menudo un sistema de control de trazabilidad en combinación con gestión de inventario y/o de almacén. Gracias a esta combinación, se sabe cuándo se tiene que pedir una materia prima o producto y qué cantidad, a qué empresa externa hay que pedirlo o en qué sitio del almacén se encuentra y hasta su destino final. Por ejemplo, en un negocio electrónico o e-commerce resulta muy útil ya que la empresa tiene un control del inventario y de la recogida de pedidos, y el cliente puede ver si un producto está disponible y en qué fase está. Es decir, el consumidor puede comprobar si se ha validado la compra, si ha salido del almacén o si ya ha sido entregado.

También, se puede percibir esta revolución en el sector agrícola. Algunas empresas de este sector hacen uso de la inteligencia artificial. Estas distribuyen su fertilizante con drones e, incluso, tienen sensores de humedad que hacen que salten los aspersores en el caso de que se note que la tierra está demasiado seca. De esta forma se aseguran de realizar cada proceso en el momento más adecuado, ahorrando tiempo y costes y optimizando la producción.

¿Quiere usar este artículo como fuente? Haga clic para copiar.

European Knowledge Center for Information Technology (Ed.). (2018, 22 octubre). Industria 4.0. TIC Portal. https://www.ticportal.es/glosario-tic/industria-4-0