WhatsApp Facebook Twitter LinkedIn Mail

Planificación de la producción

Índice:

  1. Definición
  2. Problemas derivados de la planificación
  3. Novedades en la planificación

¿Qué es la planificación de la producción?

La planificación de la producción consiste en establecer un plan de trabajo dependiendo de la cantidad de pedidos o de las ventas esperadas. Esta planificación se hace teniendo en cuenta:

  • Materiales disponibles o sus plazos de entrega.
  • Número de trabajadores.
  • Capacidad de producción de las máquinas y los empleados.

Con la planificación, las empresas pueden comenzar la producción de nuevos productos de forma lógica y ordenada. También, gracias a esta planificación se puede calcular cuando se pueden hacer pedidos de materiales y la programación del transporte de los productos.

La planificación de la producción se puede hacer de forma manual, y la persona que lo haga tiene que tener todos los detalles de la compañía en su cabeza. Sin embargo, para la mayoría de las empresas productoras eso es mucho trabajo, por ello, la planificación se encuentra con frecuencia como una funcionalidad del sistema ERP. En este sistema ya se encuentran todos los detalles relevantes para la planificación y unas reglas fijas con las que la planificación se puede realizar. Por ejemplo, en un sistema ERP específico para el sector de la alimentación se puede establecer los ingredientes que se tienen que utilizar primero para fabricar un tipo de alimento o, para dar ciertas prioridades a algunos clientes.

Atención: la planificación de la producción es un punto muy importante dentro del ERP, pero hay muchas posibilidades distintas. Para facilitar el análisis de qué funcionalidades se requieren de producción TIC Portal ha creado el Premium digiBook Funcionalidaes ERP: Producción. En él se encuentran todas las funcionalidades y posibilidades existentes en los sistemas ERP para producción y se pueden indicar cuáles se necesitan y con qué prioridad.

(Posibles) problemas que implica la planificación de la producción

Desde el punto de vista tradicional, la planificación es algo que se sigue de manera (muy) estricta. Sin embargo, cada empresa tiene que intentar solucionar las desviaciones esporádicas que varían del plan original. Estas circunstancias inesperadas pueden surgir incluso cuando se planifica de manera automatizada.

Por ejemplo, si un proveedor textil no puede llevarle tela de encaje para una camiseta a una fábrica de ropa, la empresa productora no podrá continuar con la orden. A menudo, cuando pasa esto la solución por la que optan para “compensar la acumulación” es la de comenzar con otro pedido, por ejemplo, un cinturón. Sin embargo, esto puede ocasionar que haya más y más productos semiacabados. Nada más que llegue el encaje de la camiseta, hay que hacerla. Después de eso, ya se podrá continuar la producción del cinturón. Esta continua permutación entre pedidos implica una gran pérdida de tiempo.

Muchas empresas están tentadas a aceptar plazos de entrega más largos para poder controlar las circunstancias inesperadas que interrumpen la producción. De esta manera, esperan construir con ‘certeza’. Sin embargo, en la práctica, esto tiene como resultado una mayor fragmentación de la producción. Todo esto desemboca en una espiral negativa que provoca que los periodos de producción sean cada vez más largos. Esta larga espera produce la insatisfacción del cliente. De hecho, si un cliente compara entre su producto y el de un competidor y se fija en los tiempos de entrega, esto hace que, a menudo, el cliente compre el otro en vez del suyo.

¿Está desfasada la planificación de la producción?

Debido a los problemas anteriores anteriormente mencionados, hay algunas empresas que conciben el concepto de la planificación de la producción como algo infructuoso. Sin embargo, no hay empresa en la industria de la manufacturación que funcione completamente sin planificación. De hecho, han surgido nuevos métodos de trabajo relacionados con la planificación de la producción. Por ejemplo, la fabricación de respuesta rápida, más conocida por su término anglosajón Quick Response Management (QRM), se centra en planificar la producción lo más tarde posible. De esta forma, las expectativas sobre los plazos de entrega y la capacidad son más realistas y se acorta el tiempo de respuesta.

Otra nueva tendencia en el sector es el lean manufacturing, que en español se traduce de las siguientes formas: fabricación esbelta, fabricación ajustada o fabricación agile. Esta tendencia se centra en la prevención de desperdicios, tanto de materiales como de capacidad u horas de trabajo. Ambos nuevos métodos de trabajo intentan garantizar que la producción no dificulte, sino que promueva la fluidez y la corrección de la industria de la manufacturación.

Muchas empresas manufactureras garantizan un proceso optimizado al reubicar los archivos de Excel con la planificación de la producción en un sistema ERP. Sin embargo, no todos los sistemas son igual de sólidos en cuanto a este tema. Por ello, es importante que la empresa compare diferentes sistemas ERP que sean específicos para su proceso de producción y trabaje con aquellos proveedores de ERP que tenga experiencia en su sector.

¿Quiere usar este artículo como fuente? Haga clic para copiar.

European Knowledge Center for Information Technology (Ed.). (2018, 24 abril). Planificación de la producción. TIC Portal. https://www.ticportal.es/glosario-tic/planificacion-produccion
guest
El nombre que aparecerá en tu reacción.
Para suscribirte a las notificaciones.
2 Reacciones
Más reciente
Más antiguo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todas las reacciones