WhatsApp Facebook Twitter LinkedIn Mail

Microlearning: ¿cómo llenar de conocimiento con pequeñas píldoras de información?

El microlearning se basa en facilitar al usuario pequeñas píldoras de conocimiento para que aprenda poco a poco. Esta forma de aprendizaje se ha extendido con rapidez y es usado por plataformas como Linkedin, Udemy, Coursera, entre muchas otras. Pero, ¿cómo se crea un curso con metodología microlearning? ¿qué ventajas y desventajas presenta esta forma de aprendizaje?

Índice:

  1. ¿Qué es?
  2. ¿Cómo se crea?
  3. Ventajas y desventajas

¿Qué es el microlearning?

El microlearning (o microaprendizaje) es una metodología de aprendizaje online (eLearning) en la que una materia voluminosa se proporciona al estudiante en pequeñas dosis. De esta manera, el usuario tiene una mayor flexibilidad, ya que puede aprender cuando tenga un momento libre.

Las “dosis” de información del curso pueden ser textos, vídeos, imágenes, tests, ejercicios e incluso juegos. No hay un tiempo establecido sobre cuánto es el máximo de duración que debe tener una “dosis”. No obstante, es recomendable que los aprendices no tengan que emplear más de 30 minutos por dosis.

Según el estudio de 2021 de Linkedin sobre aprendizaje en el lugar de trabajo “el 73% de los profesionales de L&D (Learning and Development, aprendizaje y desarrollo) esperan gastar menos en ILT (Instructor-Led Training, formación con instructor) de lo que gastan ahora y el 79% espera gastar más en el aprendizaje online.” (traducción propia)

El aprendizaje online y, más específicamente, el microlearning se ha extendido rápidamente por las empresas. Muchas empresas proporcionan una formación a sus empleados para desarrollar, actualizar y/o mejorar sus habilidades. Por ejemplo, en las empresas de consultoría informática les ponen a disposición este tipo de formación a sus empleados. Esta es una forma sencilla de que los empleados sigan actualizándose en un campo que avanza tan rápido como lo es la informática.

Otro caso en el que se suele usar mucho los cursos de microlearning es para agilizar el onboarding de los nuevos empleados en una empresa. Gracias a estos mini cursos, la empresa se asegura de que los empleados se forman en la forma de operar de la empresa. De esta forma, al poco de incorporarse, los nuevos empleados ya pueden empezar a trabajar directamente y no se sienten perdidos. Reduciendo así considerablemente el tiempo que el responsable de dicho empleado debe dedicarle.

Estos cursos suelen permitir ver el porcentaje que ya se ha completado de éste. A veces, este porcentaje también puede ser visible por el personal de recursos humanos. Esto se debe a que, ciertas formaciones están sujetas a una fecha límite. Esta fecha límite puede deberse a que la empresa contrató dicha formación sólo para un periodo en concreto o porque el empleado debe adquirir ese conocimiento para algún fin concreto.

¿Sabías que? La gestión de formación de los empleados es una de las muchas funcionalidades que se pueden encontrar dentro de un sistema de RRHH. Dentro de los sistemas de RRHH, hay muchas posibilidades y funcionalidades distintas. Por eso, TIC Portal ha creado el Premium digiBook Sistema RRHH: funcionalidades clave. Con ayuda de este Premium digiBook, las empresas pueden ver cuáles ver todas las posibilidades y señalar sus requisitos.

¿Cómo debe crearse el microlearning?

Algunas empresas están creando sus propios cursos con la metodología microlearning. De esta forma, se aseguran de que la formación que reciban los empleados sea uniforme. Además, así se consigue que la formación incluya elementos específicos para la propia empresa. Para crear un curso con metodología microlearning se han de seguir las siguientes pautas:

Los cursos que se pueden impartir con una metodología microlearning son aquellos que no son excesivamente complejos y puedan realizarse online. Cuando un temario es demasiado complejo, el aprendiz necesita tener a una persona cerca para poder preguntarle sus dudas en el mismo instante. Asimismo, si la formación requiere hacer algo práctico, se requerirá la presencialidad del alumno y de un instructor para completar el curso. Con un sistema de microlearning, esto no es posible. Suele haber un tutor online al que hacerle preguntas, pero éste no la responderá al instante, sino que tiene un tiempo determinado para responder la pregunta. A veces, incluso se establece primero un chatbot para que responda con ayuda de inteligencia artificial. Si el chatbot no es capaz de responder la pregunta, le pasa la consulta a una persona para que resuelva la duda lo antes posible. Un par de ejemplos de cursos que no se pueden hacer con microlearning podría ser: de certificación de scrum master o carnet de carretillero. En cambio, se pueden hacer cursos con microlearning sobre: prevención de riesgos laborales; marketing digital; uso de plataformas de recruiting; etc.

Para que el usuario no se distraiga, el contenido debe ser atractivo (por ejemplo, con infografías y vídeos), comprensible, corto y directo. Este tipo de contenido no debe durar demasiado, pero debe incluir todo lo necesario para que el usuario lo comprenda y asimile. Si un concepto es bastante extenso, se puede dividir en varias partes para que sea fácil de asimilar. De esta forma, se conseguirá que el usuario no lo deje siempre para más tarde al ver que una parte del contenido va a requerir mucho tiempo.

Cuando un estudiante siente que el curso que está haciendo no tiene fin, esto provoca un alto grado de abandono. Por ello, las empresas han de promover la continuidad e implicación en el curso. Por ejemplo, se pueden establecer objetivos por capítulos y/o poner una barra de progreso para motivarle. Asimismo, si se detecta que un aprendiz lleva cierto tiempo sin meterse en el curso, puede enviársele un email alentándole a estudiar, etc.

La creación de esta formación requiere mucho tiempo y dedicación por parte de los empleados de la empresa. Tanto del personal de recursos humanos, como del resto de personal responsable que va a participar para aportar su conocimiento o para aparecer en vídeos. Por lo tanto, crear un curso de microlearning es todo un proyecto interno y ha de gestionarse con cuidado. Para facilitar la tarea, muchas empresas usan plataformas de software específicas conocidas como sistemas de gestión de aprendizaje (LMS, Learning Management Systems). Algunos de estos sistemas son: Moodle, SAP Litmos o WizIQ LMS.

Atención: las empresas no siempre crean ellas mismas los cursos de microlearning que ofrecen a sus empleados. En dichos casos, algunas de ellas prefieren que algunas plataformas de cursos de microlearning como Coursera, Linkedin, Udemy, etc. se integren con su sistema de RRHH para ver el progreso de sus empleados. Si está buscando un paquete de RRHH que permita esta integración, puede contactar con TIC Portal. Un consultor le asistirá con su búsqueda de software: +34 954 040 045.

Ventajas

  • Método que se adapta muy bien a las nuevas generaciones (millennials y centennials) ya que están acostumbrados a los medios digitales;
  • Permite dar una “clase” en cualquier sitio y momento;
  • Su creación y/o contratación suele tener un menor coste a medio-largo plazo que los métodos de aprendizaje tradicionales.

Desventajas

  • Mayor facilidad para hacer trampas en los tests porque no hay nadie controlándolo;
  • No siempre puede usarse, ya que algunas materias son demasiado prácticas y se necesita una persona que esté presente. Por ejemplo: las clases prácticas de las autoescuelas.
  • El aprendiz no puede resolver sus dudas al instante ya que no hay nadie para resolverlas en el momento, por lo que no es muy útil para contenidos demasiado complejos.

¿Quiere usar este artículo como fuente? Haga clic para copiar.

European Knowledge Center for Information Technology (Ed.). (2021, 5 julio). Microlearning: ¿cómo llenar de conocimiento con pequeñas píldoras de información? TIC Portal. https://www.ticportal.es/glosario-tic/microlearning