WhatsApp Facebook Twitter LinkedIn Mail

Low-Code (de poco código)

Índice:

  1. Definición de Low-Code
    1. Diferencia entre Low-Code y No-Code
  2. Low-Code vs. programación tradicional
    1. Ventajas e inconvenientes

¿Qué es Low-Code?

Las plataformas de aplicaciones de Low-Code (LCAP, Low-Code application platform) permiten la creación de aplicaciones empresariales sin necesidad de realizar una gran programación. El escaso requisito de programación en Low-Code (o poco código en español) se debe a que el código ya viene preconstruido. De hecho, las plataformas o softwares de poco código son muy visuales y se centran en la configuración y parametrización de las aplicaciones.

¿Sabías que? El término Low-Code fue usado por primera vez por Clay Richardson y John Rymer, analistas de Forrester, en un informe en 2014, refiriéndose a implementaciones de aplicaciones que reducen el desarrollo de código, gracias a plataformas con interfaces visuales con características integrables mediante drag and drop (arrastrar y soltar).

Los datos obtenidos por las aplicaciones de poco código se almacenan en un Common Data Service (CDS). Los CDS son servicios de almacenamiento de datos, parecidos a una base de datos. Por ejemplo, Microsoft tiene un CDS conocido como Microsoft Power Platform. Este CDS guarda y administra todos los datos procedentes de las aplicaciones creadas por la plataforma Microsoft, como Power BI.

En la mayoría de los casos, las aplicaciones de poco código suelen estar hospedadas en la nube del proveedor. No obstante, hay algunas que permiten que se instalen on-premise o en la nube de la empresa.

Atención: actualmente existe cierta tendencia de ir hacia la nube. Sin embargo, eso no significa que todas las empresas estén preparadas o deban mudarse a la nube. En la Guía ERP se indican los aspectos más importantes al valorar si ir a la nube.

Aunque el desarrollo de aplicaciones se simplifique al usar Low-Code, sigue siendo necesario un experto que supervise las nuevas aplicaciones. La mayoría de las plataformas Low-Code están pensadas para la creación de aplicaciones generales. Sin embargo, también existen plataformas Low-Code especializadas en una función en concreto. Por ejemplo, hay algunas que se centran en el sector de la banca y desarrollan aplicaciones de pagos móviles. Otras aplicaciones Low-Code son de mayor tamaño y pueden llegar a funcionar como un sistema de gestión de procesos empresariales (BPM) para una empresa farmacéutica.

“En 2024, tres cuartos de las grandes empresas usarán al menos 4 herramientas de desarrollo de Low-Code tanto para el desarrollo de aplicaciones TIC como para las iniciativas de desarrollo ciudadano. En 2024, las aplicaciones de desarrollo de Low-Code serán responsables de más del 65% de la actividad de desarrollo de aplicaciones.” (traducción propia) – Gartner, Cuadrante Mágico para las plataformas de aplicaciones empresariales de poco código, agosto 2019.

¿En qué se diferencia el Low-Code del No-Code?

Las plataformas y softwares de poco código siguen evolucionando y ha surgido un nuevo estilo de desarrollo de aplicaciones, No-Code (sin código). A pesar de que es frecuente encontrar el nombre de Low-Code cuando es No-Code, no son lo mismo.

Debido a la posibilidad de añadir código con Low-Code, las aplicaciones que se desarrollan ofrecen una mayor flexibilidad y complejidad de funcionalidades respecto a las desarrolladas con No-Code. Las aplicaciones No-Code pueden ser creadas por usuarios sin conocimientos de programación porque sus módulos ya están fabricados, sólo hay que elegir los módulos que se necesiten y añadir los datos de la empresa. Un ejemplo de No-Code conocido es MailChimp, una plataforma de envío de newsletters a clientes. Esta aplicación sirve para que una empresa pueda crear una audiencia, segmentar las comunicaciones y maquetar un email sin tener conocimiento de programación frontend. Es una herramienta útil para muchas empresas, pero sin posibilidad de personalización, dado que no hay código para agregar.

En el siguiente cuadro se muestran las principales diferencias entre Low-Code y No-Code:

  Low-Code No-Code
Perfil de los creadores de la aplicación Desarrolladores de software Usuarios empresariales / usuarios no técnicos
Objetivo principal Desarrollo rápido Facilidad de uso
Código requerido Poco Ninguno
Personalización Media – su capacidad de personalización depende de la LCAP (plataforma de aplicaciones de Low-Code) Baja – sólo algunos elementos admiten cierta personalización (por ejemplo, las plantillas preconstruidas)
Dependencia del proveedor Baja – facilidad para cambiar o moverse entre distintas plataformas Alta – a menudo todo tiene que estar en la misma plataforma
Propósito Establecer una nueva generación de herramientas de desarrollo rápido para desarrolladores Crear aplicaciones de autoservicio para usuarios empresariales
Complejidad de las aplicaciones Puede crear aplicaciones de complejidad media-alta Puede crear aplicaciones simples

Una plataforma de Low-Code especializada en empresas aseguradoras puede tener módulos preconstruidos de: marketing, ventas y distribución; pólizas de seguros, suscripciones y servicios; sistema ticketing; regulación y cumplimiento; y servicios corporativos.

En cambio, una aplicación No-Code se encarga de funciones más simples. Un ejemplo de No-Code sería el de una aplicación que ayude a crear realidad aumentada con visión 360º de los productos de una tienda online.

¿Cuándo se debe usar Low-Code y cuándo la programación tradicional?

Las aplicaciones desarrolladas con plataformas de poco código han demostrado ser aptas para realizar funciones de complejidad media-alta. No obstante, no siempre es recomendable usar Low-Code.

Hay empresas que requieren que la aplicación sea bastante flexible y se adapte en gran medida a los procesos empresariales. En este caso, el desarrollo tradicional ofrece un mayor número de posibilidades debido a toda la programación que este permite hacer. Además, dentro de la programación tradicional nos encontramos tanto con los softwares open source (de código libre) como los propietarios (de código cerrado o closed-source). Los softwares open source son los que ofrecen una mayor posibilidad de personalización, ya que es necesario desarrollar el código por completo para obtener las funcionalidades deseadas.

personalizacion aplicaciones tipo

Ventajas y desventajas de Low-Code

Aparte de la diferencia anterior, las aplicaciones desarrolladas con Low-Code presentan una serie de ventajas y desventajas frente a un desarrollo tradicional.

Ventajas

  • El creador de la aplicación no necesita tener grandes conocimientos de programación. Como los módulos están preconstruidos, para hacer la aplicación debe arrastrar y soltar los módulos de las funcionalidades que necesite y configurarlos de acuerdo a sus procesos. En el caso de la programación tradicional, como el creador de la herramienta tiene que desarrollar desde 0 (o desde una base muy inicial), necesita conocer muy bien el lenguaje de programación.
  • Tarda poco tiempo en estar operativo. Dependiendo de la complejidad de la aplicación final, puede tardar en estar en funcionamiento días, semanas o, como mucho, meses. En el caso de la programación tradicional, se tarda meses en que la aplicación esté lista. Esto se debe a la gran programación que requiere.
  • Está diseñado para operar en los distintos sistemas operativos y dispositivos. Debido a que los módulos están preconstruidos, ya están desarrollados para que trabajen en macOS, Windows, e incluso en dispositivos móviles. En el caso de la programación tradicional se suele diseñar para un sistema operativo para ahorrar tiempo. Esto se debe a que hay que realizar toda la programación para cada uno de los sistemas operativos.
  • El coste es bajo-medio. El precio final de la herramienta depende normalmente del número de usuarios y no del total de funcionalidades. No obstante, es importante recordar que no todas plataformas de aplicaciones Low-Code tienen la misma cantidad de aplicaciones ni igual de desarrolladas. Por tanto, es posible encontrarse LCAP que van desde los 8€/usuario/mes a 150€/usuario/mes. En algunas ocasiones, las plataformas ofrecen un mismo precio para un número ilimitado de usuarios, pero el precio aumenta considerablemente. Por tanto, sólo compensa si la herramienta la van a usar miles de usuarios. En el caso de la programación tradicional, el coste depende de las funcionalidades y número y tipo de licencias de usuarios, debido a la programación que se requiere.

Desventajas

  • Baja personalización. Los módulos preconstruidos dan muy poca flexibilidad a la hora de personalizar la aplicación de acuerdo con la empresa. Por tanto, las empresas deberán ajustarse a la forma de trabajar de los módulos para poder funcionar. Esto puede ser un inconveniente en empresas que trabajan de forma totalmente distinta y que tienen que seguir ciertos procedimientos específicos debido a leyes o particularidades del sector.
  • Desconocimiento del interior de la herramienta. La empresa desconoce cómo es el interior de la herramienta por lo que pierden cierto control sobre la herramienta. En el caso de la programación tradicional, esto puede ocurrir a veces cuando la solución es propietaria, está en la nube del proveedor y la empresa no tiene un departamento de informática. No obstante, los proveedores de sus soluciones suelen estar más abiertos a compartir esta información con la empresa. Cuando es una solución open source, la empresa incluso recibe el código para poder trabajar y desarrollar la aplicación de acuerdo a sus necesidades.
  • Mantenimiento en manos de los fabricantes de la LACP. Los fabricantes de la plataforma Low-Code llevan a cabo las actualizaciones y cambios sobre las distintas soluciones cuando desean. En las aplicaciones tradicionales en la nube, esto también es así, pero en muchos casos se puede negociar con el proveedor para que se haga en un momento que le convenga a la empresa. Este tipo de acuerdo suele estar presente dentro del Acuerdo de Nivel de Servicio (ANS).

Las aplicaciones de poco código y las de programación tradicional son compatibles. De hecho, muchas empresas hacen un uso combinado de ambos tipos de desarrollos para llevar a cabo sus procesos. En el caso de que se desee una conexión entre ambos tipos de aplicaciones es recomendable estudiar con anterioridad si es posible conectarlas o no.

Nota: es muy común que, al empezar a orientarse, se desconozca el tipo de solución empresarial que se necesite. Si lo desea, puede ponerse en contacto telefónico y un consultor del centro de conocimiento EKCIT le ayudará: +34 954 040 045.

¿Quiere usar este artículo como fuente? Haga clic para copiar.

European Knowledge Center for Information Technology (Ed.). (2020, 12 septiembre). Low-Code (de poco código). TIC Portal. https://www.ticportal.es/glosario-tic/low-code-poco-codigo
guest
El nombre que aparecerá en tu reacción.
Para suscribirte a las notificaciones.
0 Reacciones
Inline Feedbacks
Ver todas las reacciones